fbpx

Las cuentas de Jesús

Os quería contar una serie de cosas que me han atrapado de la parábola de los millones (Mt 25, 14-30)… -¡Ojalá entre nosotros, todos los señores fueran como el de esta parábola!- Lo pensaba al darme cuenta de que el de esta historia es un Señor que conoce muy bien a sus siervos, y sabe cuáles son sus cualidades. Además, confía en ellos, tanto que les va a confiar su propia hacienda, según lo que cada uno puede, a uno cinco, a otro dos y a otro uno…Y luego, va a pasar mucho tiempo, antes de que venga a ver qué han hecho con lo que les había confiado (o sea, van a tener tiempo de sobra de hacer y rehacer, si en algo se equivocan…)

Me he fijado en la actitud de los dos primeros: en seguida se ponen al trabajo. No se lo piensan dos veces. No se si conocen bien a su amo o no, pero yo creo que sí confían en hacer bien lo que tienen entre manos. Tampoco parece que pierdan el tiempo en discutir el por qué a mí me han dado esto y a ti eso otro..y además, por cómo le comunican a su señor, cuando vuelve, el resultado de su trabajo, yo creo que saben todo el tiempo que no son suyos los frutos de aquello que se les ha confiado. Puedo reconocer a mi alrededor a más de una persona que son en la vida como estos dos siervos. Creyentes o no creyentes, no importa. Se me hacen un verdadero ejemplo de vida, de la que al final se va a ver colmada…

Y es que después va a llegar el Señor a preguntar por sus siervos. Y para este amo, los números no importan como nos importan a nosotros. Al final la recompensa va a ser la misma para los dos… ¡Y menuda recompensa!: Entrar en el gozo de tu Señor,.. ¡Es desmedido, ¿no?!

Creo que lo que más le importaba a este Señor eran sus siervos, porque lo que han producido, sus millones, eran para él “lo poco”. Han sido fieles y entran a estar junto a Él y compartir su gozo, que también va a ser para Él el estar junto a ellos.

Y luego viene el tercero. Realmente, este no conoce bien a su amo. Le llama duro. Fíjate si el Señor tenía ganas de que este siervo se quedara con él, que le hubiera bastado hacer algo tan sencillo como no encerrar bajo tierra la vida que habían puesto en sus manos.

Esto me ha recordado a ese otro amo (debe ser el mismo que el de esta historia) que cuando sorprende a su siervo defraudándole le va a echar. El siervo entonces, va a poner en juego lo poco que tiene entre manos, que son los bienes de su amo, para hacerse amigos y tener quien le acoja. Va a poner su vida en juego, ¡y esto va a bastar para ganarse un elogio de su Señor!…

En esta parábola de los millones me ha sorprendido cómo el Señor viene a dar luz y destapar de un plumazo la mentira de este tercer criado. No le llama “criado miedoso”, si no que le va a decir “criado malo y holgazán”.

Por último, me atrapa también, caer en la cuenta de lo potente que se expresa aquí la realidad, en toda su densidad, al fijarme en que este Señor bueno no se olvida de los frutos de su hacienda que ha venido a recoger. Para él son importantes, porque “cosecha donde no ha sembrado y recoge donde no ha esparcido”. Si no fuera así, la vida sería plana, irreal,..vacía, ¿no?…

Para todo me sigue ayudando volver a la parábola de los millones (no se agota!…). Saber a quien pertenece lo que tenemos entre manos, el amor que nos tiene, y desde ahí empezar a trabajar.. también reconocer esos miedos que frenan y alinearme, no con ellos sino con el impulso del Espiritu.

Es algo serio el ponerse a vivir, pero, con qué sensación tan diferente uno se lanza a esa tarea y a la de cultivar frutos en la propia vida sabiendo que tenemos ¡un Señor como este!

Imagen: Visual Stories- Micheile

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

¿Te apuntas?

Descubre los 5 pasos que hacen falta para acceder a tanta riqueza que te parecía inalcanzable.

Apúntate a la lista de correo y descárgate el ebook gratuito

mientrasnotengamosrostro.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Teresa Iribarnegaray (mientrasnotengamosrostro.es) como responsable de esta web.
La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de ActiveCampaign (proveedor de email marketing de Mientrasnotengamosrostro.es) dentro de la UE. Ver política de privacidad de ActiveCampaign. (https://www.activecampaign.com/es/legal/privacy-policy).
El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mailto: inater3@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.mientrasnotengamosrostro.es, así como consultar mi política de privacidad.