fbpx

Mirados por Jesús (IV)

Seguimos nuestro comentario del capítulo 13 del evangelio de Lucas, en el que nos seguimos fijando en el modo como Jesús nos mira. Un modo que es Camino, Verdad y Vida.

Les decía: —¿A qué se parece el reinado de Dios? ¿Con qué lo compararé? Se parece a una semilla de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; crece, se hace un arbusto y las aves anidan en sus ramas. Añadió: —¿A qué compararé el reinado de Dios? Se parece a la levadura que una mujer toma y mezcla con tres medidas de masa, hasta que todo fermenta. Lc 13, 18-21

Hace pocas semanas, en Flashes de vida cotidiana, comentábamos cómo las parábolas son un modo como Jesús nos habla del Reino. No es un modo que se pueda entender con la razón, ni con el sentimiento, sino con la fe. Prueba a hacerlo con este texto: si lees este texto desde la razón o el sentimiento, solo entiendes un concepto, y hasta te permites opinar sobre esto que te imaginas, o que has visto otras veces, y que quizá no contemplas así.

La actitud verdadera ante estas parábolas es el sobrecogimiento, la maravilla: en ambas parábolas está presente la desproporción. La desproporción entre la semilla diminuta que llega a dar lugar a un árbol tan grande que podrá dar cobijo a los pájaros, que centuplican su medida. Cuando nos maravillamos, estamos captando ese modo de Dios que reconoce la desproporción entre la pequeña semilla y la enormidad inesperada (para quien no se acostumbra a mirar).

Y lo mismo con lo que la levadura hace al duplicar la masa que la mujer trabaja. Cuando eres capaz de maravillarte, tanto de este hecho como de tantos otros hechos semejantes que pasan en la vida -un pequeño gesto tuyo que da mucha esperanza a alguien; la curación provocada por el amor en un niño que no había conocido el cariño-, te lleva a reconocer el modo de mirar de Jesús, un modo de mirar capaz de maravillarse, capaz de maravillarnos, cuando con su mirada, nos enseña a mirar.

Imagen: Olga Serjantu, Unsplash

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Teresa Iribarnegaray, propietario del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi Política de Privacidad.